Seleccionar página

🙋‍♂️Diviértete y Capacítate mejorando tus aprendizajes. Suscríbete a los nuevos post ingresando tu email aquí: 😉👇

El repaso es fundamental para tener éxito en las calificaciones de los exámenes y también para mantener datos memorizados a largo plazo.

¿Qué es el repaso?

Repasar es una de las mejores técnicas de estudio y que en algunos casos quedan en segundo plano por falta de tiempo o por estudiar a última hora.
Uno es consciente que después de aprender un tema es muy útil examinarse para saber Cuánta información recuerda. Justamente en este punto el repaso es la herramienta que ayuda a dominar un tema de la mejor manera.
Por lo tanto repasar es comprobar lo que se recuerda para consolidar conocimientos y reforzar los que se han olvidado. Y por consiguiente Cuanto más repaso es un tema mejor preparado estás para un examen.
Al momento de repasar es aconsejable hacerlo con estrategias que permitan avanzar en el estudio y alejarse del olvido. Uno de los factores más temidos por los estudiantes. Ya que con el paso del tiempo se va eliminando poco a poco toda aquella información que con tanto esfuerzo estudiamos aprendemos y memorizamos. Y es por esto que se creó la técnica del repaso.

La importancia del repaso

Seguramente estudiar y memorizar durante una o dos horas y al finalizar eres capaz de recordar el tema estudiado, pero después de una semana mucha de esa información ya no existe la has olvidado.
Esto es un indicativo de que el cerebro es un órgano muy práctico y tiende a deshacerse de lo que no utiliza. Pero también existe otra función del cerebro que está relacionada con las conexiones neuronales que se fortalecen cuando se repasa haciendo que el tema estudiado permanezca más tiempo. Así que es importante reforzar de vez en cuando lo aprendido para que no desaparezca. Además entender esto nos lleva a deshacernos de la típica situación de estudiar un día antes del examen porque en ese caso el repaso queda fuera y justamente es la técnica que determina el resultado de las notas a lo largo de cada año académico.

La curva del olvido y el repaso

El olvido hace referencia a la pérdida del acceso a una información anteriormente procesada en la memoria. Por lo general esta situación se produce por el paso del tiempo, aunque en otros casos por un bloqueo mental. En lo que respecta al estudio es algo molesto a pesar de ser una capacidad con función de adaptacion, que nos permite eliminar de nuestro cerebro la información que no se emplea y permite centrarse en problemas diarios.

Herman Ebbinghaus

En 1850, el psicólogo alemán Herman Ebbinghaus realizó los primeros estudios sobre la función del olvido y definió lo que hoy se conoce como la curva del olvido.
Este estudio permitió esclarecer procesos relacionados con la retención de información y el olvido de la misma.
A través de diversos experimentos Ebbinghaus gráfico la curva del olvido donde se plasma el nivel de retención de información aprendida y su disminución atrás del tiempo. A través de la curva del olvido se puede realizar una comparación entre el material que se procesa inicialmente y el que se mantendrá en la memoria que según su creador, ocurre por el paso del tiempo y la no utilización de la información.

En esta curva se puede ver que el olvido se produce de una forma muy rápida (curva roja)
Mientras con los repasó la información tiende a mantenerse (curvas verdes)

En el gráfico se pueden ver tres curvas verdes las cuales representan un repaso. Por lo tanto, realizar un repaso por 3 días posteriores al aprendizaje hace que la información se mantenga por más de 6 días, casi en su totalidad. Esto significa que la retención de la información dura más con sucesivo repaso.

Resultados de Ebbinghaus

Ebbinghaus demostró que el ciclo del olvido es el siguiente:

  • En un día se olvida el 50% de lo aprendido
  • En dos días se olvida el 70% de aprendido
  • Al cabo de una semana se olvida el 90% de lo aprendido

Gracias a este estudio se recomienda el repaso espaciado Qué es un método para pasar la información a la memoria de largo plazo. La recomendación para un buen repaso espaciado, es la siguiente.

  • Primer repaso al día siguiente
  • Segundo repaso a la semana
  • Tercer repaso a los 30 días
  • Cuarto repaso antes del examen o en los próximos 30 días.

Si pretendes realizar un buen repaso espaciados te recomiendo el programa Aniki qué se basa en este método.

¿Cómo repasar?

En cuanto a material de repaso es importante que utilices la técnica de estudio que más te resulte como resumen esquema mapa conceptual o cualquier otra manera. Lo importante es que estés entre en que el repaso sea rápido por lo tanto evitar grandes cantidades de información.
Todo esto es para optimizar el tiempo por la gran cantidad de material que se utiliza en estudios universitarios. También puedes apoyarte en programas como: PowerPoint, Word, Anki, una pizarra o una grabadora.

Las mejores técnicas de repaso

Repaso visual

En este tipo de repaso se reproducen esquemas o mapas tal cual se memorizaron. Esta es una técnica que ayuda a los alumnos que tienen más facilidad para el aprendizaje visual y disfrutan escribiendo y dibujando. También es importante para afianzar los conocimientos en los repasos iniciales.

Repasó en voz alta

Consiste en grabarse dando una lección en voz alta como si fueras un experto en el tema, te permite desarrollar tu oratoria y a la misma vez retener mayor información. Los momentos en los que no sepas explicar algún tema sirven como medidor de progreso, ya que son puntos que debes volver a leer y comprender. Este tipo de técnicas permite estructurar el contenido, te ayuda a desarrollar el aprendizaje auditivo. Además te da la ventaja de grabar la conferencia y escucharla como un repaso en vez de leer.

Repasó con tarjetas

Este es un tipo de repaso que se hizo muy famoso o para memorizar vocabulario, definiciones y fórmulas. Es más práctico, ya que permite elaborar las tarjetas a medida que se va estudiando o preparando el material de estudio. El hecho de que cuentes con un espacio muy reducido te permite seleccionar lo más importante y prestar mucha atención a las palabras clave. Si escoges alguna aplicación para realizar un repaso con tarjetas puedes realizar en cualquier tiempo vacío.

Repaso con exámenes

Este es considerado uno de los repasos más eficaces para afrontar exámenes. Para llevarlos a cabo puedes solicitar exámenes de años anteriores alumnos que ya cursaron o pedir a tus compañeros que te confeccionen un examen difícil. Esto permite evaluar su progreso simulando exámenes reales y visualizar claramente qué conceptos necesitan repasar. Además el hecho de realizar un simulacro de examen te prepara mentalmente para una situación real y muchas veces puedes encontrarte preguntas similares.

Deja un comentario por medio de Facebook: