Seleccionar página

🙋‍♂️Diviértete y Capacítate mejorando tus aprendizajes. Suscríbete a los nuevos post ingresando tu email aquí: 😉👇

En las mesas de los exámenes finales, se puede pasar realmente mal. Esto repercute negativamente en los resultados. Si quieres explorar qué es lo que te hizo fracasar en un examen final o sencillamente llegar más preparado. En este artículo del blog te brindare consejos útiles. Un dato, es que se tiene poco en cuenta que estas situaciones pueden abrir la posibilidad al abandono de los estudios, de malograr una carrera y dejar de lado las aspiraciones profesionales.

¿Por qué siento miedo y nervios al exponer los conocimientos adquiridos?

Los nervios y el miedo tienen niveles y no pueden ser gestionados de la misma manera siempre. Los miedos son una respuesta emocional de carácter anticipador y normal frente a eventos de mucha incertidumbre y no los causantes de que se presente a un examen final o no. Por qué las personas que se presentan a un examen final también por lo general atraviesan por los mismos miedos y nervios.
Podríamos diferenciar estos miedos en dos categorías: Miedos razonables y miedos irracionales.

  • Los miedos que surgen en la primera categoría son causados por problemas en las técnicas de estudio utilizadas o por malos hábitos para estudiar.
  • Los miedos que se agrupan en la segunda categoría son los que se producen aun a pesar de haber estudiado y dominar el tema requerido para el examen final.

¿Cómo gestionar los miedos al examen final?

Iniciamos por reconocer la realidad de que los exámenes finales son valiosos y que requiere de responsabilidad. Bajo esta perspectiva se puede considerar los consejos siguientes.

Seleccionar la técnica de estudio mas adecuada

Cada uno sabe de qué manera se siente más cómodo adquiriendo conocimientos. Así que la dirección para llegar a una técnica que se adecue a tus requerimientos es tener presente tu comodidad y lo que te brinda más facilidad. Luego se presenta la integración de la misma en cada momento de estudio.

Elaborar un plan de estudio a largo plazo

El plan de estudio que se crea tiene que tener como pilar fundamental la flexibilidad y que sea progresivo. Otro pilar fundamental es la de calendarizar cada actividad que implique estudiar para el examen final.

Control de los descansos

Se recomienda siempre evitar estudiar gran cantidad de datos en poco tiempo al no ser que tus habilidades de memorización están desarrolladas en la memoria rápida o de fondo.
Así que lo máximo a estudiar es 1 o 2 hora máximo por día. El resto de horas puedes dedicarlas a realizar otra actividades, como investigación, trabajos, ampliación de conceptos etc.

Aprender a relajarse y tener más autocontrol en uno mismo.

Este proceso implica conocerse más uno mismo. Encontrar una técnica de relajación adecuada es un camino increíble de autoconocimiento. Por ejemplo saber cuando uno se distrae o qué pensamientos te sacan de tu momento de estudio. Hacerse consciente de todos los factores que influyen en la evitación de la tranquilidad te volverá más eficiente.
El control de los pensamientos es otra manera de ayudarse uno mismo. Esto se hace posible gracias a escucharse. ¿Cómo te exiges? ¿Te afectan positivamente o de manera negativa con tu manera de pensar en relación al examen final?. No es lo mismo pensar “Debo aprobar este examen” a pensar “Deseo dar lo mejor de mí en este examen”. Lo mismo al momento de estar frente al examen final. “Me estoy poniendo nervioso y seguro que saco mala nota” en cambio un pensamiento positivo seria “Estoy nervioso y aun así puedo seguir desarrollando el examen”

La confianza en uno mismo

Este es el ingrediente fundamental para que nuestra memoria sea buena con nosotros.
Sumado que nos ayuda a entender de una manera más clara y realista las consecuencias de no conseguir una buena calificación. Entonces los pensamientos de “nunca aprobaré ese examen final” son remplazado por otros como “me prepararé y a realizar el examen”.

Estrategias para aprobar más fácil

  1. La primera estrategia por excelencia es la de simular exámenes finales para llegar más preparado. En estas simulaciones de los exámenes finales trata de utilizar preguntas que tienen grandes posibilidades de aparecer en el examen y a medida que vas practicando en las simulaciones puedes ir puliendo tu respuestas.
    Un consejo que te puede ser útil para este entrenamiento es conseguir exámenes de años anteriores o charlar con alguien que ya los paso para entender mejor el formato con el que se los realiza y así acercar tu simulación de examen lo más parecida posible.
  2. Si ya se te juntaron los temas puedes tratar de estudiar varios a la vez, lo importante es que la temática sean diferentes y frente a las cuales tengas una actitud distinta. Así no te aburres y puedes mantener la concentración más tiempo.
    Recuerda utilizar técnicas de mnemotecnia utilizadas por campeones de memoria rápida como de memoria de fondo. En este caso te recomiendo casilleros mentales y palacio de la memoria.
  3. Otro recurso muy potente es escuchar grabaciones de tu propia voz. Este recurso es sacado de la memorización literal. En ella cumple la función de ayudar a fijar mejor el texto a memorizar en conjunto con un repaso espaciado. Además grabarte implica estructurar el resumen o las posibles respuestas del examen. También el hecho de grabarse, te ayuda a mejorar tu voz para un examen oral si fuera el caso.
  4. Dibujar diagramas o mapas mentales
    La memoria visual es un factor importantísimo y las relaciones claras entre conceptos también. Nunca dudes en ejercitar e involucrar todas tus capacidades y habilidades.
  5. Autoevaluarse
    Esta es la mejor manera para saber de una manera objetiva cuán preparado estás para afrontar el examen final con éxito. Una manera de autoevaluarse es explicar el tema a alguien más. Es una forma de corregir errores y también cubrir dudas que no se creían tener.

Recomendaciones finales

Siempre estudia con tiempo y organizándote de la mejor forma posible. La facilidad para afrontar un examen final y aprobarlo de forma sencilla no está en las técnicas o fórmulas mágicas. Sino en la calidad de la preparación que lleves a medidas que cursas y te preparas para el examen final. Otro pilar fundamental es el análisis sobre el enfoque que requiere cada materia. Habrá exámenes donde necesites conocimientos sobre el tema a mayor profundidad, habrá otros donde lo principal sea la comprensión de las opciones, entre otras.
Realiza ejercicio regularmente. Puede funcionar realizarlos entre sesión y sesión de estudio. Porque en el cerebro se activan mayores regiones y la oportunidad para asimilar es mayor.

Deja un comentario por medio de Facebook: