Seleccionar página

🙋‍♂️Diviértete y Capacítate mejorando tus aprendizajes. Suscríbete a los nuevos post ingresando tu email aquí: 😉👇

Hacer meditación para estudiar y aprender, reduce el estrés y mejora la memoria. Además de ser un ejercicio que acondiciona la mente para el estudio y los exámenes. Un aspecto fundamental que se beneficia más que nada es la concentración. Un aspecto muy clave para estudiar de manera eficaz.

Que es la meditación

Se podría considerar como un arte milenaria. Que en la actualidad es utilizada como terapia para mejorar y tener un mayor bienestar. Que consiste en realizar ciertos ejercicios mentales que a través de la repetición entren a nuestra mente para que alcance un estado de paz o serenidad interior.

Bajo el término mediación se agrupan muchas disciplinas meditativas. Se las considera así por el objetivo o finalidad que es la de relajarse, bajando los niveles de estrés y cambiando las emociones de alguna manera. La mayoría de las prácticas de meditación tienen un origen asiático y están ligadas a tradiciones espirituales y virtudes. Cómo desarrollar el amor, la compasión, la paciencia, el perdón, entre otras.

Estas fueron expandiéndose al resto del mundo, también se integraron en diferentes culturas. Al punto de que hoy en día es común encontrarse con alguien que medita en tu ciudad. La meditación no es una religión en sí misma, aunque esté ligada en muchos casos. Lo que constituye la medicación es la voluntad interior para autorregular la mente uno mismo.

La función de la meditación para estudiar

Existen varios beneficios que son parte de la meditación. A continuación señalaré los que están relacionados con la meditación para estudiar y aprender:

  • Mejora en el nivel de atención. A través de la práctica de la meditación se puede incrementar la capacidad de la atención permitiendo que uno pueda estar enfocado más tiempo en una área determinada.
  • Relajación. El conjunto de neuronas que se encargan de la administración del miedo, el estrés y la ansiedad, que conforman la amígdala. Se ve influenciada y brindando importantes reducciones en los niveles de estrés.
  • Desarrolla el autocontrol. Por medio de la meditación se puede gestionar mejor las emociones que afectan más como el enojo. A través de esta práctica se puede desarrollar una mayor calma frente a situaciones estresantes y la capacidad de estar en equilibrio interiormente.
  • Eleva la creatividad. Al meditar aumenta la claridad mental y el entendimiento de las emociones por lo tanto se despeja la mente. Esto permite que la capacidad de concentración mejore. Al punto de tener durante los ejercicios de meditaciones inspiraciones o revelaciones.
  • Mejora la comprensión. La capacidad de relacionar conceptos que es parte de la comprensión lectora se beneficia con la meditación y ayuda a esquematizar mejor la información.

¿Puedes practicar técnicas de meditación?

La práctica de la meditación actualmente se encuentra en auge. Y toda persona que se encuentre en buena salud puede meditar. Ya que al tratarse de un trabajo mental, todos tenemos la capacidad de practicarla. No existe ningún impedimento de carácter biológico ni físico, pero se pueden considerar ciertas recomendaciones del área de neurociencia que si la persona está medicada por un psiquiatra no tiene que discontinuar su medicación. También otro factor a considerar es considerar las posturas que puedan ocasionar molestias.

Recomendaciones básicas para iniciar

A continuación te contaré sobre algunas claves para iniciar el camino de la meditación

  1. Evitar recordar. Esto trata de dejar ir lo que ocurrió.
  2. No imaginar. Se trata de dejar ir todo lo que llegue a la imaginación
  3. Callar los pensamientos. Implica no pensar en lo que está sucediendo
  4. No analizar. No intentar interpretar lo que sucede
  5. Evitar controlarse. Tiene que ver con no obligarse a meditar
  6. Solo descansa. Simplemente permítete relajarte.

Como hacer la meditación para estudiar

 

 

 

A continuación te explicaré como utilizar la meditación para aprender o prepararse mejor para estudiar. Eliminando tensiones, nervios, bajando niveles de ansiedad. Que suelen presentarse antes de un examen o bien cuando se tiene que investigar un tema para realizar un trabajo que implica mejorar la nota.

Primeros pasos

  • Seleccionar un espacio cómodo y aislado que te permita meditar. Este lugar debe estar libre de objetos que puedan distraerte.
  • Elige posturas. La mejor postura es la de sentarse con la espalda recta. Un dato a tener en cuenta es que debes evitar acostarte.
  • Determina cuál será tu método para enfocarte. Esto se puede hacer de diferentes maneras y en parte depende del tipo de meditación que elegiste. Puede ser una repetición mental o un mantra. También está la opción de concentrarse en la respiración o enfocarse en un objeto.
  • Dirige tu atención. A medida que medites puede ocurrir que te alejes de las recomendaciones básicas de la meditación y en este momento es importante reconocer que estás divagando y volver a utilizar el método de enfoque.

El tiempo recomendado de meditación es de 15 a 20 minutos y lo fundamental es desarrollar una rutina diaria. Si pretendes mediar más tiempo puedes hacerlo, pero para obtener los beneficios lo fundamental es hacerlo correctamente porque en caso contrario estás perdiendo el tiempo.

Técnicas de meditación para estudiar

Existen muchas maneras de meditar y enfócate en encontrar la que más te genere confort.
El objetivo de la meditación es llegar a una serenidad interior y para esto existen diferentes técnicas.

El mantra

Esto forma parte del budismo y la medicina trascendental. El significado de la palabra mantra es instrumento para la mente. Esto suele ser vibraciones de sonido que se repiten para llegar a un estado profundo de meditación.

Respiración

Esta técnica consiste en dirigir la atención hacia la respiración, con el objetivo de calmarla gradualmente. Esto se realiza inhalando y exhalando de manera tranquila. Toda la concentración debe estar puesta en el recorrido del aire y la reacción de nuestro cuerpo. También se debe centrar en la duración de la respiración.

La vela

Esta técnica dirige la tensión. Consiste en mantener los ojos cerrados y una respiración lenta. Luego imaginar que todo es oscuridad y al frente se tiene una vela encendida. Esta parpadea haciéndose cada vez más intensa y otro más tenue. La atención debe estar centrada en la vela y dejarse llevar por la serenidad.

 

Deja un comentario por medio de Facebook: