Seleccionar página

🙋‍♂️Diviértete y Capacítate mejorando tus aprendizajes. Suscríbete a los nuevos post ingresando tu email aquí: 😉👇

Estudiar un máster a los 40, es una manera de hacer un cambio y vivir una experiencia nueva. Plantearse este reto implica gestionar muchas responsabilidades. Al mismo tiempo tener objetivos claros de mejora y esfuerzo.

Los motivos para hacer un máster a los 40

A partir de los 40 años las responsabilidades que se tienen, tanto familiares, de trabajo, posición laboral, entre otras. Exigen un sacrificio personal y una gestión diferente del tiempo. Por esto es importante tener en claro los motivos qué te impulsarán a realizar un máster qué demanda de 1 a 2 años de estudio. Los motivos personales pueden ser para tener más ingresos, cambiar a una posición más acorde a la edad, dedicarse a otra área, adquirir nuevos conocimientos o plantearse retos importantes.

También partes con una ventaja, la cual es la experiencia y el hábito de realizar esfuerzos y sacrificios para aprovechar al máximo cada día. Otros factores que te pueden ayudar a sostener tus motivaciones son las de tener un apoyo familiar y de la empresa donde trabajas para conseguir con éxito el título de un máster.
La mayoría de las motivaciones para realizar un máster a los 40 años es dar un salto en el nivel de desempeño y capacitarse para enfrentar los nuevos desafíos que se presentan en el mercado laboral que evoluciona a pasos agigantados.

Motivaciones más habituales

Al momento de elegir el área donde te quieres especializar es fundamental que se adapte a tus motivaciones.

  • Incrementar ingresos. Para cumplir con esta motivación es importante hacer un máster con mucha demanda por las empresas. En la actualidad, las especialidades con más demanda son las que están relacionadas con lo digital como seguridad, big data, comunicación, entre otras.
  • Ascender de puesto. En este caso el interés se centra en encontrar una especialización relacionada con tu experiencia profesional.
  • Cambio de profesión. Si consideras que en el área donde estás desarrollando profesionalmente no es muy valorada en el mercado laboral, es importante buscar un máster relacionado con los negocios o cumplir un sueño postergado.

El hecho de cursar un máster a los 40 no es sencillo y durante el transcurso del programa se presentarán situaciones que te pueden empujar a abandonar, pero si no arriesgas no disfrutarás de la aventura completa.

¿Por qué estudiar un máster a los 40?

Animarse a realizar una especialización implica superar los límites del presente y brindarte mayores oportunidades en la carrera profesional. Las recompensas que se obtienen al realizar un máster son muy enriquecedoras. No solo se trata de tener un título, sino de cumplir sueños y tener más conocimientos. A día de hoy, las personas con más de 40 años que se matriculan en máster lo hacen debido a la necesidad de mejorar la cualificación profesional y no quedar desempleado. En parte el mercado cambiante hace difícil mantener un puesto en una empresa sin especializarse. Los cambios se producen por el avance de la tecnología y las nuevas exigencias profesionales.

Ventajas de estudiar un máster a los 40

A pesar de que estudiar más traes de edad no implica un esfuerzo. La edad y la experiencia te dan ventajas sobre el resto de estudiantes:

  • Experiencia laboral. Si elegiste estudiar un máster para especializarse en el área que te desempeñas podrás combinar situaciones reales con la teoría.
  • Importancia de los estudios. El hecho de haber vivido muchos años nos brinda una perspectiva para valorar el hecho de estudiar.
  • Formación anterior. A esta altura de la vida gestionar el tiempo de otra manera y tienes formación en diferentes áreas.
  • Gestión de tiempo y prioridades. La experiencia en diferentes trabajos de forma para gestionar lo que interesa realmente y enfocarse en ello.
  • La media de edad es mayor en los másteres. En los últimos años un 50% de los estudiantes de máster son de más de 40 años y la formación no parte de cero.

Los inconvenientes a afrontar

Así como toda decisión tiene consecuencias positivas también trae consigo consecuencias no favorables. En esta travesía de especializarte a los 40 años se pueden presentar un desconcierto inicial, es normal atravesar por dudas y cuestionamientos.
Recuperación de hábitos de estudio. Es otro contratiempo el hecho de volver a recuperar horarios de estudio y desempolvar las técnicas necesarias.
Las responsabilidades diarias. Pueden jugar en contra si no se tiene un sistema de organización que permita combinar estudio, trabajo, familia y otras responsabilidades.

Cosas a tener en cuenta antes de empezar un máster

El sistema educativo evoluciona rápidamente Y más si se trata de estudios superiores. Así que si pretendes retomar los estudios a través de una especialización te encontrarás con un panorama muy diferente cuando te graduaste. Para eso es muy importante tener en cuenta aspectos que pueden ayudarte a elegir un máster más adecuado para ti.

  1. Buen nivel de idioma. En caso de que pretendas realizar un máster fuera de España es importante el dominio de idiomas, pero también es muy útil para realizarlo en el país.
  2. Los precios de la matrícula. Es importante analizar los precios que te ofrecen las universidades privadas y las universidades públicas.
  3. Disponibilidad para hacer prácticas en una empresa. Muchos másteres tienen como parte del programa un período de práctica en una empresa. Esto a su vez implica compaginar tu trabajo, tus estudios y otras responsabilidades.
  4. No es importante cursar un máster vinculado a estudios anteriores. Esto puede ser una ventaja para elegir el máster que prefieras. Siempre consulta los requisitos para acceder al máster,
  5. Máster online. En la actualidad la oferta de máster online es muy amplia. Esta modalidad puede ser muy interesante porque te permite tener mayor flexibilidad con el tiempo y organizarte en relación con tus responsabilidades diarias.
  6. Método de enseñanza. Selecciona un método de enseñanza que se adapte con tu manera de aprender. Hay programas de máster donde los docentes generan debates otros que optan por el método tradicional.
  7. Desarrollo humano avanzado de las nuevas tecnologías. Es importante conocer las nuevas tecnologías y saberlas utilizar porque son las herramientas básicas para cualquier profesor en la actualidad.

¿Que modalidad elegir?

Recuerda reflexionar acerca de las modalidades para cursar un máster.

  • La modalidad presencial te permite ampliar tu círculo de amigos y red de contactos profesionales. Además de crear grupos de apoyo y estudio. Esta modalidad exige mucha disciplina y puntualidad, lo cual puede ser contraproducente según tu situación actual.
  • La modalidad online, es muy buena para tener mayor flexibilidad en cuanto a las clases y ahorrarse los problemas de desplazamientos. Aun así es una modalidad que exige mucha autodisciplina. Si eliges esta modalidad elige másteres que tengan buen reconocimiento.
Deja un comentario por medio de Facebook: