Seleccionar página

🙋‍♂️Diviértete y Capacítate mejorando tus aprendizajes. Suscríbete a los nuevos post ingresando tu email aquí: 😉👇

Estudiar música puede pensarse solamente como saber como tocar instrumentos, hacer pentagramas y saber leerlos pero además, siempre habrá que estudiar materias pedagógicas, conceptos o largas listas. Para estos casos, puede resultar útil contar con ciertas técnicas de estudio.

 

Técnica de repetición espaciada o Metodo Leitner:

Esta técnica consiste en repasar lo aprendido con mayor frecuencia cuando recién nos estamos familiarizando con la información, y conforme la misma se va consolidando, los repasos pueden distanciarse más en el tiempo, de esta manera se logra retener más la información a largo plazo.

Se pueden utilizar para este caso tarjetas de memoria, en cada tarjeta se coloca una pregunta o tema y en el reverso se coloca la respectiva respuesta. Una vez realizado esto, deberás tener 4 cajas en las que se pondrán dichas tarjetas. Estas cajas ayudarán a distinguir la periodicidad con la que se estudiará el contenido.

En la primera caja se colocan las tarjetas cuya información debe ser estudiada a diario, en la segunda la que estudias cada semana, la tercera las que estudiarás cada 10 días y la cuarta la que estudiarás cada 15 días. La dinámica de esta técnica consiste en poner todas las tarjetas en la primera caja, y cada vez que respondas bien la pregunta que se encuentra en la tarjeta, podrás colocar la misma en la caja siguiente.

 

Si tienes por ejemplo una tarjeta y respondes mal la pregunta los primeros tres días, esta permanecerá en la caja 1 hasta que la respondas bien. Cuando la respuesta sea acertada, podrás colocar la tarjeta en la caja 2 y la revisas una semana después. Si esta semana la vuelves a responder de manera correcta, pondrás la tarjeta en la siguiente caja y ahora solo deberás hacer una revisión cada 10 días y así sucesivamente.

Si por algún motivo vuelves a responder la pregunta de manera errónea, la ficha regresará de inmediato a la primera caja y se reanudará todo el proceso. El proceso finaliza cuando todas las tarjetas se encuentran en la última caja.

 

 

 

Tècnica Feinman:

Consiste en elegir un tema que debes estudiar, luego te tomas un tiempo determinado para leer, comprender la información, estudiarla etc. Después debes anotar en una hoja las ideas, explicar el tema como si se lo estuvieras explicando a otra persona, como un profesor a sus alumnos, esto te ayudará a descubrir cuales son los conceptos que tienes claros y cuales necesitan un refuerzo.

Para reforzar el tema puedes tomarte más tiempo para volver a estudiar lo que necesites hasta que te resulte fácil poder explicar el tema completo con tus palabras pero sin simplificarlo demasiado y aùn utilizando lenguaje técnico sobre todo si estás estudiando para un examen de la universidad. Si tu explicación es confusa, seguramente aún no has entendido bien el concepto, por lo que será necesario que revises el material de estudio nuevamente.

 

 

Técnica del lugar o Loci

El método Loci se basa en la memoria espacial y es especialmente adecuado para recordar una información con una estructura clara. Lo que debes hacer es asociar los datos que quieras recordar a un lugar que te sea familiar (por ejemplo, tu casa). Tendrás que asociar los conceptos que quieres memorizar con un determinado trayecto, y repetirlo cada vez que quieras recordar la información.

Imagina que estás estudiando las notas musicales, por dar un ejemplo simple: do, re, mi, fa, sol, la y si. Piensa ahora en qué es lo que haces cada vez que llegas a casa: abres la puerta, enciendes la luz, dejas las llaves y el celular en un estante, te quitas el abrigo y lo cuelgas, pones la mochila en una silla, y te descalzas y pones las pantuflas. Ahora vincula cada elemento a una de las palabras de la rutina anterior: puerta/do; interruptor de la luz/re; llaves/mi; celular/fa; abrigo/sol; mochila/la y pantuflas/si. De esta manera, sólo deberás recordar tu recorrido habitual al llegar a casa para que te vengan a la memoria las notas musicales. Además, cada vez que recorras el trayecto mental creado, estarás mejorando la retención de los conceptos memorizados.

 

 

Tomar apuntes: Mètodo Cornell

Este es un sistema para la toma de apuntes en el cual tendrás que tener en cuenta ciertos elementos: deberás dividir en cuatro secciones las hojas que normalmente utilices durante las clases, estas estarán divididas en: título, notas de clase, ideas principales y resumen.

La hoja donde vamos a tomar apuntes es de tamaño A4. Con la hoja en vertical debemos trazar una línea horizontal a unos 2,5 cm de la parte superior de ésta. Esta sección será la del encabezado o título. A continuación, marcaremos una línea perpendicular a ésta que separe la hoja en dos secciones, una de ellas de unos 6 cms y la otra de aproximadamente 15 cms. A estas secciones las nombraremos ideas clave y notas de clase respectivamente. Para finalizar, trazaremos una última línea paralela a la primera con una separación respecto al final de la hoja de unos 5 cms. A esta sección le daremos el nombre de resumen.

En el encabezado debes escribir el nombre del tema que vas a ver y la asignatura, la fecha y el número de hoja. Durante la clase, toma notas de la información que consideres más relevante en la sección notas de clase, ahí debes plasmar todo lo que te ayude a entender el tema o sea relevante: fechas, esquemas, bibliografía, etc. Cualquier información que pueda aparecer en el examen debe estar reflejada en este cuadro.

Después de finalizar la clase debes rellenar el cuadro de ideas clave. En este apartado deberás escribir las preguntas, palabras o ideas que consideres claves del tema. Cada dato relevante o información importante aportados por el profesor debe ir aquí.

Por último, tienes que rellenar el cuadro de resumen, en este cuadro deberás sintetizar al máximo toda la información que hay en el resto de la hoja de apuntes para que con una rápida lectura puedas recordar lo más importante del tema global.

 

 

Resumen:

Es una de las técnicas más conocidas y empleadas que ayuda sobre todo en la primera etapa de estudio de una asignatura. Para hacer un buen resumen es importante que hagas una lectura activa del texto que quieras sintetizar. Una vez que hayas leído el texto, deberás subrayar la información más relevante. A la hora de redactar el resumen es crucial que lo hagas con tus propias palabras ya que ayudará a que estudiarlo sea más fácil.

El resumen debe ser un documento totalmente completo. Cuando tengas acabado tu resumen podrás estudiar directamente con él, sin necesidad de recurrir a los contenidos que nos han servido de base para crearlo.

 

Finalmente, siendo estudiante de cualquier carrera y en cualquiera sea la modalidad, es necesario emplear técnicas de estudio que se adecuen a la manera de aprender de cada persona. Lo ideal sería probar varias técnicas hasta encontrar la que nos sea más efectiva y que nos brinde resultados satisfactorios.

 

 

 

 

Deja un comentario por medio de Facebook: